Saltar al contenido
CIRUJANOSPLASTICOSENCALI.ORG

Retiro de Biopolímeros en Glúteos

Todo lo que debes saber sobre el Retiro de Biopolímeros en Glúteos

El procedimiento de retiro de biopolímeros es una cirugía de alta complejidad. Requiere un equipo profesional equipado y especializado en extraer material de tejidos y órganos vitales. Dado el nivel de dificultad que exije esta intervención su precio podría llegar a ser mayor que el de otros procedimientos quirúrgicos de orden estético.

En el caso de los biopolímeros en glúteos, lo usual es encontrar sustancias empastadas que aparentemente ayudan a rellenar los glúteos, aumentando su tamaño y moldeando el marco general de la cadera, sin embargo estos biopolímeros pueden desencadenar en reacciones alérgicas, cambios de textura y color de la piel, fibrosis, inflamación y lesiones severas.

Otra de las complicaciones frecuentes en pacientes con biopolímeros es la presencia de granulomas en las áreas intervenidas. Esto se debe a que una vez inyectada la sustacia, esta es detectada y rechazada por el sistema inmunológico, encapsulándola y transformándola en bolas de diferentes tamaños. Estos granulomas, pueden afectar la movilidad y motivar reacciones autoinmunes en el cuerpo.

Antes de saber el precio exacto del retiro de biopolímeros, el paciente debe ser valorado por un especialista, quien diagnosticará su estado general de salud y necesidades médicas.

¿Cuánto cuesta un Retiro de Biopolímeros en Glúteos?

El costo del retiro de biopolímeros en Cali oscila entre 10 y 12 millones de pesos colombianos. El precio de esta intervención es uno de los más elevados del mercado debido a la complejidad y particularidad de los casos. El precio exacto del retiro de biopolímeros en glúteos puede variar dependiendo de la dificultad que presente el paciente.

Tenga en cuenta que en la ciudad de Cali, las clínicas ofrecen diferentes métodos de pago, además de planes de financiación diseñados para que los pacientes puedan acceder de forma segura y fácil a la cirugía de retiro de biopolímeros.

Pero, ¿por qué es necesario retirar los Biopolímeros y qué son exactamente?

Los biopolímeros son todas aquellas sustancias inyectables no biodegradables, ajenas al cuerpo, con las cuales se aumenta el volumen de diferentes áreas, siendo las más comunes glúteos, rostro, labios, nariz y senos. Estas sustancias líquidas, con el tiempo fraguan, es decir que se convierten en bolas.

Esas bolas, o granulomas presentan diferentes tamaños, por lo cual algunas pueden ser extraídas a través de una cánula durante el proceso de liposucción, sin embargo para retirar las bolas de mayor tamaño es necesario abrir. Es importante aclarar que dadas las condiciones del biopolímero, el organismo nunca lo absorberá.

Sobre los biopolímeros debemos recalcar que son sustancias no aptas para el uso humano ya que su origen, sea orgánico o sintético, usualmente produce lesiones irreversibles y en ocasiones irreparables.

¿Realmente funciona? ¿Es posible retirar la totalidad de los Biopolímeros?

No. Debido a que estas sustancias son líquidas, tienden a regarse por músculos y tejidos haciendo muy difícil encontrarlas y extraerlas en su totalidad. Por otra parte, aunque no es posible retirar el 100% de los biopolímeros, la cirugía de retiro puede extraer hasta el 90% del material, dependiendo de las condiciones del paciente y la cantidad de biopolímeros inyectados. En el caso de los biopolímeros en glúteos, la cantidad residual que queda, luego de una cirugía de retiro, no representa ningún riesgo para la salud del paciente, ni produce molestias.

Para ejemplificar la importancia del retiro de biopolímeros, exponemos el caso de un paciente que luego de 3 años de ser inyectado con biopolímeros en la región glútea, empezó a presentar dolor, deformidad, endurecimiento, nodulaciones múltiples, necrosis cutánea y fiebre.

Este paciente fue infiltrado en 2 ocasiones con silicona líquida en la región glútea por personal no médico, en una instalación diferente a una clínica. Al cabo de 3 años, en los cuales el paciente no presentó molestias, se manifestó una sombra oscura en la piel, seguida de deformaciones severas y un edema importante.

La complicación de este caso llegó a impedir que el paciente se sentara, caminara o estuviera mucho tiempo de pie, además de ocasionarle fiebre e incomodidad con su autoimagen.

Luego de la extracción de aproximadamente 500 cc de silicomas subcutáneos y musculares, y lavados quirúrgicos seriados, fue posible cerrar las heridas, reacomodar el glúteo y mejorar notablemente la salud del paciente. Pasado un tiempo prudente, la persona pudo acceder a una remodelación glútea la cual mejoró su aspecto general, y le ayudó a recuperar la confianza en sí mismo.

La cirugía de retiro de biopolímeros es en muchos casos una opción necesaria para mejorar la calidad de vida del paciente e incluso evitar su muerte.

¿Cómo es el postoperatorio del Retiro de Biopolímeros?

El postoperatorio de esta cirugía se basa en tres pilares fundamentales: consumir suficiente líquido, alimentarse bien y caminar

Dado que la operación de retiro de biopolímeros implica una disminución del volumen, es importante recuperar el mismo mediante líquidos, esto con el fin de equilibrar la presión sanguínea y evitar mareos o desmayos. La forma de saber si se está ingiriendo la cantidad de líquidos suficientes es revisar que la orina salga de color claro. En promedio se requieren de 1 a 2 litros por día, dependiendo de las condiciones climáticas y físicas del paciente.

Alimentarse bien es el segundo pilar para un postoperatorio satisfactorio. Es importante dar énfasis en el consumo de proteínas, para tener un buen proceso de cicatrización. Adicionalmente el consumo de futas y verduras es necesario, ya que estas aportan fibras y vitaminas que apoyan el sistema digestivo.

Caminar es el tercer pilar del postoperatorio, ya que de no hacerlo se aumentan las posibilidades de crear coágulos en las piernas, y empeorar el estado de salud del paciente. Aunque la cantidad de tiempo es variable, lo mínimo son 5 caminatas diarias, cada una de 15 minutos y de baja intensidad. Si el paciente permanece sentado debe realizar movimiento en los miembros inferiores, ya que esto ayuda al retorno venoso.

Las siestas en el día deben evitarse durante el postoperatorio de retiro de biopolímeros.

En promedio, el postoperatorio del retiro de biopolímeros dura entre 8 y 12 semanas. Durante este tiempo el paciente es tratado por fisioterapeutas para hacer el drenaje linfático y la presoterapia necesaria para ayudar a retirar los restos de biopolímeros.

El postoperatorio de retiro de biopolímeros también va acompañado de sesiones de ultrasonido de baja potencia, con el cual se busca terminar de drenar el área, para que el tejido pueda recuperar su contextura normal.

Otros artículos que te pueden interesar:

× Programe Una Consulta