Saltar al contenido
CIRUJANOSPLASTICOSENCALI.ORG

Rinoplastia Cali

¿Qué es una Rinoplastia o Cirugía de la Nariz?

Debemos tener claro que la Rinoplastia es uno de los procedimientos quirúrgicos de cirugía plástica más comunes y populares del planeta, está se utiliza para: reducir o aumentar el tamaño de la nariz; cambiar la forma de la punta de la nariz o del puente nasal; incluso reducir la abertura de las fosas nasales.

Lo más importante y lo primero que debes hacer en el momento de realizarte cualquier operación estética o no de la nariz, es saber elegir los profesionales adecuados, que han de realizar dicha intervención quirúrgica.

Durante la Rinoplastia, el cirujano realiza incisiones para acceder a los huesos y al cartílago que dan soporte a la nariz. Según lo que desee, se puede eliminar algo de hueso y cartílago o se puede añadir tejido (ya sea de otra parte del cuerpo o usando un relleno sintético).

La Rinoplastia puede hacerse bajo anestesia general o local . Por lo general, se hace como procedimiento ambulatorio, pero en ocasiones requiere una estancia de una noche en el centro quirúrgico.

Los cirujanos que hacen rinoplastias suelen tener formación en cirugía plástica, y en otorrinolaringología (especialidad de oído, nariz y garganta) o en ambas disciplinas.

¿Realmente funciona?

¿Cómo es el postoperatorio?

¿Cuánto cuesta una Rinoplastia en Colombia?

En promedio una rinoplastia precio Cali, cuesta entre 7 y 8 millones de pesos. Sin embargo el precio exacto depende enteramente de la reputación del médico, la clínica, las características del paciente y la complejidad de la cirugía.

En la ciudad de Cali, la medicina estética y reconstructiva tiene un desarrollo amplio, el cual ha permitido que las clínicas puedan mejorar la oferta en materia de rinoplastia, haciendo de esta un procedimiento asequible y seguro para pacientes locales y extranjeros.

En la actualidad es posible acceder a planes de financiación cómodos, con los cuales el paciente puede disfrutar de un procedimiento de alta calidad, realizado por excelentes cirujanos, en clínicas de primera.

Aunque la edad del paciente no tiene mucha relevancia, es necesario que la rinoplastia se realice solo a personas que ya tengan completamente desarrollados los huesos del rostro, cosa que sucede generalmente entre los 15 y 16 años. Igualmente las condiciones médicas del paciente, sus posibles alergias y demás particularidades, son factores a tener en cuenta antes de realizar una rinoplastia.

¿QUÉ ES EXACTAMENTE UNA RINOPLASTIA? La rinoplastia es una intervención quirúrgica con la cual se pueden corregir problemas estéticos y óseos de la nariz.

Una nariz muy larga, gibada, con la punta caída, o una corta y ancha, son algunas de las condiciones que la rinoplastia puede mejorar de forma permanente. Sin embargo si el problema es la obstrucción de la nariz por tensión excesiva o desviación del tabique nasal, también conocido como septum, la operación pertinente será la septoplastia.

Si el paciente presenta ambas complicaciones, la estética y las dificultades relacionadas con las estructuras internas de la nariz, como cornetes y válvulas nasales o la propia mucosa inflamada, entre otras, en la mayoría de casos es posible corregir ambas condiciones durante un mismo procedimiento.

Cabe mencionar que la rinoplastia es un procedimiento que busca el bienestar integral de la nariz, donde no sólo se atienden las necesidades estéticas del paciente, sino también los problemas funcionales.

Existen dos tipos de rinoplastia, la clásica o cerrada y la abierta. Aunque ambas permiten mejorar las condiciones de la nariz, la rinoplastia cerrada sigue siendo la más común, ya que al realizarse las inciciones de manera interna, las cicatrices son discretas y el tiempo de recuperación es menor que en el caso de la rinoplastia abierta.

La rinoplastia abierta es una opción muy acertada para los pacientes de nariz ancha, ya que este tipo de cirugía permite al profesional tener mayor exactitud en los resultados.

El tipo de cirugía, sea abierta o cerrada, depende del concepto médico y de las condiciones particulares del paciente.

En el caso de pacientes que ya se han sometido a una operación de nariz previa  y presentan complicaciones, ya sea por resultados indeseados o por traumatismos, existe la rinoplastia revisional, con la cual se logra resolver los problemas asociados a rinoplastias antriores.

Es muy importante asegurarse de no arriesgar la salud por el dinero, por eso la recomendación principal es que el paciente elija cirujanos calificados y con experiencia.

En la consulta previa, el médico escuchará los deseos y espectativas del paciente, además de indagar sobre sus posibles patologías naso-sinusales. Este primer chequeo es indispensable para asegurar que el procedimiento sea exitoso.

Es necesario que el paciente sepa que la operación de nariz no sólo debe acatar a los deseos estéticos, sino que al ser el órgano que nos permite respirar, es muy importante que sea funcional.

Una vez hecho todo el proceso preoperatorio, el paciente deberá presentarse en la clínica el día de la cirugía en ayunas, sin maquillaje, ni joyas, además deberá evitar el consumo de analgésicos, vitamina e, aspirinas y otros medicamentos que puedan alterar la coagulación de la sangre.

¿REALMENTE FUNCIONA? Definitivamente una rinoplastia si funciona. Cuando es hecha por manos expertas, la rinoplastia puede armonizar el rostro del paciente, además de mejorar sus posibles molestias respiratorias.

El procedimiento de rinoplastia es uno de los métodos quirúrgicos más apetecidos por hombres y mujeres que quieren darle una apariencia más armónica a su rostro. En la actualidad, la tecnología y los avances médicos en materia de cirugía plástica han hecho de esta operación una de las más discretas y efectivas.

Tenga en cuenta que la nariz es el órgano que nos permite respirar con tranquilidad, y que al operarlo no se debe disminuir esta función, por eso el tipo de refinamiento que se le haga debe ser hecho en relación con la estructura ósea y las espectativas estéticas del paciente, sin descuidar ninguna.

¿CÓMO ES EL POSTOPERATORIO? La Rinoplastia es un procedimiento ambulatorio, por lo cual el paciente podrá regresar a su casa después de pasada la anestesia. A la salida de la clínica será necesario que el paciente tenga una férula y tapones, los cuales debe conservar durante la primera semana.

Las primeras 24 horas son cruciales, ya que es probable que aparezcan dolores de cabeza, obstrucción nasal, comezón, e inflamación en la zona intervenida, sin embargo tenga en cuenta que al cabo de 1 o 2 semanas, usted podrá retomar sus actividades cotidianas.

Durante los primeros días, posteriores a la rinoplastia es vital la higiene. Limpiar la nariz internamente con agua oxigenada de forma delicada ayudará a evitar que se formen costras que dificulten la respiración.

Otra recomendación sumamente importante durante el postoperatorio de una rinoplastia es no sonarce la nariz, ya que una exhalasión fuerte podría desprender las suturas y causar daños severos. El celular también debe ser usado con moderación, y siempre que vea la pantalla es importante que suba el aparato hasta la altura de sus ojos, así evitará la formación de moretones alrededor de la nariz.

El reposo durante los primeros días debe hacerlo con almohadas, evitando roces fuertes, golpes o cualquier impacto que pueda deteriorar los resultados de la cirugía. Luego de 1 o 2 semanas el paciente puede retomar sus actividades cotidianas.

Por último, es importante aclarar que el éxito de la intervención depende en buena parte del paciente, ya que atender las recomendaciones médicas y seguir las instrucciones de forma consciente harán que el postoperatorio de la rinoplastia sea más llevadero, rápido y eficaz.

Otros artículos que te pueden interesar:

× Programe Una Consulta